Muchos de los lugares con mayor atractivo para construir centros de datos se encuentran en Europa. De hecho, casi la mitad de los 50 principales mercados están en este continente y se sitúan en la mitad superior del índice elaborado por Arcadis: Data Center Location Index 2021. Algunos de los motivos que explican que las ciudades europeas sean el objetivo principal para el establecimiento de estas infraestructuras son la puntuación que tienen en cuanto a PIB per cápita, seguridad energética, acceso a fuentes renovables o una buena conectividad, entre otros.

Una compañía que nació en uno de estos principales mercados es DATA4. Desde su puesta en marcha en el año 2006 en Francia, comenzó un viaje por el Viejo Continente añadiendo nuevas instalaciones en otros países hasta aterrizar en 2019 en España, un mercado que está actuando como un imán para nuevas inversiones.


“Queremos convertirnos en el principal player nativo europeo dentro del segmento de colocation porque, ahora mismo, el mercado está prácticamente liderado por empresas americanas y asiáticas y asuntos como la soberanía del dato son fundamentales para Europa desde un punto de vista estratégico”, (Juan Vaamonde)


Una compañía con vocación de expansión

Sustentabilidad, conectividad, tecnología puntera y agilidad son algunos de los pilares sobre los que se erige la estrategia de expansión de DATA4. Esta compañía francesa nació en el año 2006 en el Suroeste de París. Pocos años después extendió su red de centros de datos hasta Italia y Luxemburgo y, recientemente, en el año 2019 llegó a España como parte de su plan de crecimiento global, centrado en el sur de Europa, por la creciente demanda de servicios de almacenamiento y sus fuertes puntos de conexión con otros continentes.

Además de los propios retos que conlleva establecerse en un nuevo país, en este proceso DATA4 ha tenido que hacer frente también a la pandemia. Una de las lecciones que destaca Juan Vaamonde, Country Manager de España y Director Global de Operaciones de la compañía, en una entrevista con DCD es que el entorno se puede complicar sobremanera, pero aun así expresa que han sido capaces de entregar el Data Center intentando evitar el impacto de la Covid-19 en su construcción. “Tenemos que destacar el papel que ha jugado el Ayuntamiento, facilitando la gestión de permisos y permitiéndonos seguir desarrollando la actividad, crecer y hacer el delivery del Data Center, pero también ha sido fundamental contar con partners y equipos para trabajar en esas circunstancias”, agrega. La pandemia no ha supuesto un freno para ellos, ya que han adquirido la finca anexa y van a desarrollar allí su segundo Data Center. Se trata de una instalación de otros 10MW que se añadirán al campus que está ahora en activo y la extensión total alcanzará las cuatro hectáreas.

Para los próximos años, el plan de la compañía es continuar en esta línea de crecimiento. A principios del mes de abril, DATA4 anunció una financiación bancaria récord de 620 millones de euros, con lo que ahora cuentan con casi 1.000 millones para financiar y ejecutar su plan de crecimiento hasta 2024. Juan Vaamonde desgrana esta cifra y comenta que su objetivo es traer alrededor de 190 millones a España, lo que supone casi un 20%.


“La sostenibilidad es parte de nuestro ADN, además de intentar que el 100% de nuestro consumo sea verde, tratamos de dar una segunda vida a la energía”. (Juan Vaamonde)


“Nuestros clientes están creciendo de forma importante, un hecho que nos permite desarrollar nuestro segundo Data Center, pero queremos seguir creciendo”, dice Vaamonde. En este sentido, tienen la mirada puesta hacia el norte de Europa (Alemania, Polonia, países nórdicos, etc) y continúan evaluando otros diferentes mercados. “Queremos convertirnos en el principal player nativo europeo dentro del segmento de colocation porque, ahora mismo, el mercado está prácticamente liderado por empresas americanas y asiáticas y asuntos como la soberanía del dato son fundamentales para Europa desde un punto de vista estratégico”, subraya. Teniendo en cuenta que uno de los minerales de la economía digital es el dato, el country manager de la compañía reitera la necesidad de conseguir que ese dato esté bien controlado por la frontera europea o, incluso, por el propio país, siendo un valor para el mismo. La apuesta que están haciendo desde DATA4 es generar y procesar los datos de forma local.

Todo esto se enmarca en la foto general del grupo, cuyo objetivo es duplicar sus ingresos en cinco años, es decir, pasar de unos 100 millones del ejercicio anterior a cerca de los 200 millones para 2025. ”Para eso tenemos 21 Data Centers en operación: 13 en Francia, 5 en Italia, 2 Luxemburgo y 1 en Alcobendas y queremos llegar a 42 centros de datos en total. De esos 42, el objetivo es que 6 estén en España, por eso es donde tenemos la apuesta. Queremos evaluar la magnitud de la demanda y estamos preparados para cubrirla”, recalca Juan Vaamonde. Un hecho como este viene acompañado de la oportunidad de atraer nuevo talento y repatriar al que se fue al extranjero.

Crecimiento en España: Campus de Alcobendas

La compañía se estableció en España en el año 2019, concretamente, en la ciudad madrileña de Alcobendas. Se trata de una instalación que destaca por su dimensión, ya que disponen de una superficie de dos hectáreas en las cuales tienen una potencia de 20MW.

1.JPG

Para la construcción de este centro se han establecido 4 fases. La primera de ellas ya está en operación y las fases 2 y 3 estarán en funcionamiento a finales de este 2021, mientras que la cuarta se llevará a cabo a continuación. Francisco Ramírez, director de Operaciones en España de DATA4, cuenta en una entrevista con DCD que “toda la distribución de potencia tiene líneas separadas independientes, es decir, trabajamos con 3 líneas de suministro independientes para soportar el equipamiento IT y otras 2 líneas para la parte de instalaciones mecánicas, cada una de esas 5 líneas de suministro eléctrico cuenta con su transformador, su grupo electrógeno, cuadros principales y UPS independientes. Esto se replica de para cada una de las 4 fases del centro de datos asegurando una total segregación, autonomía y resiliencia del centro”. En este sentido, teniendo en cuenta la criticidad de estas infraestructuras y de la importancia de los datos que se almacenan en ellas, la seguridad es crucial. Por tanto, se cuida este aspecto, no solo con personal encargado de velar por la seguridad del centro, sino con la introducción de sensores de intrusión y videovigilancia 24/7, así como uno de los más avanzados sistemas contra incendios con agua nebulizada en todas las salas.

En DATA4 cuentan con dos tipos de Data Center: uno es el DCX y el nuevo DCY (Next Generation Data Center), un modelo en el que han variado el diseño anterior de espacios de 250m2 y 8 salas por edificio a uno más grande de 1.000m2 con zonas diáfanas, ya que no hay ninguna columna. Este concepto de Data Center tiene mejoras en términos de sostenibilidad y eficiencia. Utilizan tecnologías de freecooling que les permiten hablar de PUE de diseño de 1,25 y otra característica destacada es la eliminación del falso suelo. No obstante, en cuanto a este último aspecto, Francisco Ramírez aclara que en Madrid sí se ha tenido que considerar por cuestiones climáticas.

data4.PNG

El director de Operaciones en España también explica que han utilizado hormigón prefabricado para el ensamblaje de los Data Center, lo que ha acelerado el “time to market” a la hora de poder desarrollar esas infraestructuras según las necesidades de sus clientes, potenciadas con la pandemia: “El poder traer esos bloques prefabricados y poder ensamblarlos mejora la calidad de la ejecución y la acelera”.

Este crecimiento de la compañía y la decisión de apostar por España y, concretamente por esta ciudad de la capital, afianza la posición de Madrid como hub digital del sur de Europa. No obstante, Juan Vaamonde lamenta que nuestro país parte de una posición de desventaja en relación a los ubicados en el norte del Viejo Continente, debido a las temperaturas medias más altas que tenemos aquí, un aspecto que complica bajar el PUE tanto como pueden hacerlo allí. Entonces Vaamonde apunta a dos estrategias: intentar compensar ese consumo energético con una energía más económica o más verde y, por otro lado, reutilizar ese calor. “La sostenibilidad es parte de nuestro ADN, además de intentar que el 100% de nuestro consumo sea verde, tratamos de dar una segunda vida a la energía”.

data4 juan y francisco.PNG

En relación a lo anterior, Francisco Ramírez añade que el sector necesita una normativa específica que considere al sector como construcciones tecnológicas para que se le pueda dar un valor agregado y se vea el verdadero potencial que tiene. En este momento de expansión y de interés por construir e implementar estas infraestructuras, se precisa agilizar todos los procesos, que la administración facilite un canal (una ventanilla única) porque “la mayor limitación está en poder construirlos rápido -time to market- y no se trata de construir el edificio solamente, sino que hay que tener las infraestructuras, la capacidad de conectividad y la potencia eléctrica disponible al ser altos consumidores. Cabe recordar que la planificación de Red Eléctrica de España (REE) se realiza cada cinco años y sería preciso que, en función de la demanda existente, se pudiera orquestar y gestionar de manera ágil. “Creo que en España en su conjunto y en Madrid en particular, es importante que seamos capaces de articular determinados elementos para que este proceso sea más atractivo, como el famoso factor de los electrointensivos y que nos consideren como tal, porque la demanda que se espera en este sector es de 500 MW”, manifiesta Francisco Ramírez.

La sostenibilidad guía los pasos de DATA4

La compañía está comprometida con el cuidado del medio ambiente. Para materializar su enfoque responsable, pusieron en marcha DATA4Good, apoyado en cuatro pilares: environment, people, responsability y community. Vamos a centrarnos en el primero de ellos:

  • Environment: reducir la huella ambiental de sus actividades y abrazar la lucha contra el calentamiento global, al tiempo que acompañan a sus clientes en la senda hacia las bajas emisiones de carbono.

Un ejemplo del compromiso de DATA4 con el planeta es su unión este año al pacto “Climate Neutral Data Center”, que tiene como objetivo lograr la neutralidad de carbono en los centros de datos para 2030. Además, toda la energía que consumen se produce a partir de fuentes renovables, con garantía de origen.

La compañía se apoya en la tecnología para ser más responsable con el medio ambiente. En concreto, Smart DC es una herramienta de DCIM que permite monitorizar en tiempo real la huella de carbono que tienen sus clientes, a los que se les proporcionan métricas de rendimiento y ambientales tales como la temperatura, la humedad, el consumo de agua y energía y las emisiones de gases de efecto invernadero, con el objetivo de que puedan vigilar de cerca el rendimiento y la huella ambiental de su instalación y equipo alojado a lo largo de todo su ciclo de vida (desde la producción hasta el reciclado), e introducir así metas y prácticas para mejorar su sostenibilidad.

Juan Vaamonde reitera que la idea es ser eficientes y mejorar los niveles de PUE. “Trabajamos en la parte de Next Generation Data Center y hemos patentado una solución para distribuir el aire por los falsos techos con regulación. También desarrollamos tecnologías punteras y colaboramos con nuestros partners para identificar equipos y sistemas que nos permitan reducir esos consumos, optimizarlos y reutilizar ese calor”, concluye.

Dentro del Data Center de DATA4 de Alcobendas